sábado, 20 de febrero de 2010

Galletas de la Fortuna

¡¡¡Hola!!!

Al poco de llegar aquí fui a un Chino. Creo que fue casi de las primeros restaurantes que voy en Tucson, y a un ¡¡Chino!!. No es que me encanten los Chinos, pero dio la casualidad.

No tienen nada que ver con España, evidentemente si que tienen sus rollitos de primavera y eso. Pero nada de menú 5 euros típico rollito, arroz, y pollo con almendraz. Yo estaba más perdía en la carta que todas las cosas, sin controlar el inglés y en un chino, pues ya me dirás. Así que con el tiempo que hace y que no fui yo quien pedió los platos, no os puedo informar muy bien de la comida que comí.

Hemos vuelto a ir a otro chino y mucho mejor, la verdad.

Mi teoría es que según el país lo adaptan a la gente, y me pareció que todo no era chino auténtico, pero hasta que no vaya a China no os puedo decir. Sin embargo esta entrada es para contaros de las primeras cosas que me llamaron la atención: Las galletas de la suerte.


Nunca las había visto, pero claro que las conocía. La verdad que no me gustan mucho, son así como el típico barquillo insípido, no se si me explico. Pero lo que mola son las notitas.

Digo yo, ¿quién escribirá esos mensajes? ¿Alguien se los creerá?

Me encantaría hacer una colección de las notitas, pero es que no voy mucho al chino, es una pena.

En este ponía:

"When things go wrong, don't go with them."

Este mensaje me gusta, pero por lo visto hay de todo, la última que vi ponía:
"Soon wedding bells are in a family member's future".
Me pareció muy concreto como para acertar, ¿no?.

Otro detallito, no sólo ponen frases sino que además te enseñan alguna palabra en Chino. ¿Todo un acercamiento de su cultura?.

Ahora os toca a vosotros:
¿Cuál es el mensaje más extraño que os habéis encontrado en una galleta? También puede valer horóscopo y derivados.

BESOS

2 comentarios:

Miriam dijo...

La única vez que comí una galleta de la suerte, estaba en Londres y si te digo la verdad no sé qué ponía!! No lo recuerdo!!

Zaida Palma dijo...

Pues yo creo que comí alguna una vez en chinos de Sevilla, pero no estoy segura.En París los chinos no tienen rollito de primavera! y siempre suelen recalentar la comida en el microondas.